logo

Cómo capturar, retratos nítidos (paso a paso)

La entrada de hoy está dedicada, como bien reza el título, a explicarte cómo lograr un retrato (extremadamente) nítido. Pero antes de seguir, me gustaría avisarte de que no por lograr una máxima nitidez vas a lograr el mejor retrato, tu imagen será más nítida, por supuesto, pero no por eso será mejor. Ahora bien, si lo que buscas específicamente es nitidez porque todo lo demás ya lo conoces, adelante, estás en el sitio adecuado.

Y como aquí no somos profesionales, ni aprendemos por ciencia infusa (¿verdad?), mejor lo voy a contar paso a paso, para que sea bien facilito, ¿vale?

1. Equipo

Es cierto que el equipo influye a la hora de lograr nitidez en una imagen, pero no debes obsesionarte con ese tema a no ser que tu pan y el de tu familia dependan de ello. Uno no hace mejores fotos porque sean más nítidas. De hecho puedes capturar una imagen extremadamente nítida y carecer totalmente de interés. Sí está “vacía” pasará desapercibida a los ojos de cualquiera. Por eso no debes preocuparte por cambiar de equipo, aprovecha el que tienes y sácale el máximo partido, cambia sólo cuando lo necesites realmente. Para obtener el máximo partido del que tienes, mantenlo limpio, usa una lente fija si la tienes, configura bien los parámetros de tu cámara (más adelante te explico cómo) y sigue los pasos siguientes.

2. Luz

Para un retrato nítido vas a necesitar una buena luz y no me refiero a la luz intensa del mediodía. Me refiero a una luz adecuada. Siempre te aconsejo que tires de luz natural siempre que sea posible, sin embargo, hoy, como lo que estamos intentando es lograr la máxima nitidez, te diré que si dispones de un flash (o más de uno), que los uses, no se trata de cerrar puertas, sino de abrirlas. Si tienes un beauty dish, una ventana de luz o un flash de mano, utilízalos para iluminar a tu modelo y conseguir así mayor nitidez. Si dispones de varios de estos elementos, puedes combinarlos y jugar con ellos para lograr el resultado que más te satisfaga. Aquí tienes una guía para iluminar tus retratos.

12030054014_25d54c8429_o

3. Configuración de la cámara

  • Ajusta la nitidez. Tu cámara debe llegar a ser una extensión de tu cuerpo, lo ideal es que llegues a conocerla tan bien que no tengas que buscar en el menú ni pensar mucho dónde están los botones y eso se consigue con la práctica. Tal vez no lo sepas pero hay algunas funciones que te permiten ajustar ciertos parámetros como la nitidez o el contraste. Si aún no lo has hecho, ha llegado la hora de leerte el manual de instrucciones ? . Haz diferentes pruebas hasta que des con la combinación que más te guste.
  • ISO mínimo. Pon el valor ISO a 100, lo más bajo, de esta forma evitarás ese ruido tan molesto que ensucia las imágenes. Hay algunas cámaras que funcionan muy bien con valores ISO más altos, si tienes que subirlo hazlo, tú conoces el límite de tu cámara, pero no lo sobrepases, pues se trata de lograr el retrato muy muy nítido…

iso

  • RAW. Si buscas nitidez, tendrás que trabajar en y si lo haces en JPG, procura utilizar un formato JPG de calidad, que comprima muy poco, cuanto más comprimas la imagen, más información pierdes y eso se traduce en… menor nitidez, ¡exacto!
  • Trabaja con velocidades altas. Utiliza velocidades rápidas de obturación, aunque tendrás que compensar para encontrar el equilibrio ideal entre los tres ingredientes fundamentales del triángulo de la luz, (ISO, velocidad y apertura).
  • Aperturas intermedias. Somos muchos los amantes de las aperturas amplias, sobre todo en retrato, pues permite destacar al sujeto, o a una parte de su rostro y desenfocar el resto. Lo que ocurre en estos casos, es que si usas una apertura muy amplia sólo obtendrás una mínima parte enfocada (por ejemplo, los ojos sí y la nariz no), además, los objetivos tienen su máximo rendimiento en cuanto a nitidez en aperturas intermedias. Conoce el punto dulce de tu objetivo y trabaja con él para lograr retratos más nítidos.

4. Enfoque

  • Enfoque manual. Es hora de hacer otro cambio, enfocar de forma manual. Si ya lo haces, fantástico, tienes un largo camino recorrido y si aún no te has atrevido, comienza a practicar.
    • Enfoque automático. Si no te atreves con el enfoque manual, no tienes tiempo o cualquier otra excusa que se te ocurra o se te presente, utiliza el modo “AF-S” (Nikon) o “One Shot” (Canon), ideal para sujetos estáticos.
    • Si dispones de accesorios de enfoque, úsalos.
    • Evita los filtros. Sobre todo con enfoques automáticos, pues los filtros impiden un buen enfoque y restan nitidez, sobre todo si no son de la mejor calidad.
    • Realiza un enfoque preciso. No se trata de enfocar el rostro (a no ser que sea un retrato de cuerpo entero y de lejos), lo que debe estar bien enfocado (sí o sí, siempre y cuando no busques un efecto concreto) son los ojos. Puedes tener un retrato muy nítido pero si la mirada está desenfocada, movida o borrosa… perderá mucha fuerza.

5. Movimiento

Uno de los mayores enemigos de la nitidez es el movimiento, por eso debes evitarlo a toda costa. Por un lado procurando que tu modelo esté estático y por otro lado minimizando cualquier vibración de la cámara, ¿cómo?

  • Utiliza un trípode. Si puedes, no lo dudes. Es cierto que a la hora de realizar un retrato, a no ser que estés en un estudio, el trípode no es el mejor acompañante, pero será un excelente aliado para conseguir mayor nitidez.
  • Usa un disparador remoto. Otra forma de reducir cualquier vibración es utilizar un disparador remoto o, en su defecto, el temporizador de la cámara.
  • Bloquea el espejo. Algunas cámaras cuentan con la función de bloqueo de espejo, si la tuya dispone de ella, actívala. El movimiento del espejo provoca vibraciones que es mejor que evites.
  • Estabilizador de imagen. No todos los objetivos cuentan con él, pero si el que vas a usar lo tiene, desactívalo si usas el trípode y actívalo si disparas a pulso.
  • Sujeta bien la cámara. Si vas a colocar la cámara en un trípode puedes saltarte este paso, pero si disparas a pulso no puedes obviarlo por nada del mundo, imprescindible este artículo.

6. Fondo

Utiliza un fondo que contraste para que la nitidez sea aún más evidente. Observa en la siguiente imagen cómo destacan los cabellos sobre el fondo.

8532177090_392cdaa689_o

7. Algunos consejos extra

  • Un truco es utilizar el disparo continuo, mientras tienes el botón apretado obtendrás varias imágenes, desecha las primeras que hayan sufrido el movimiento al apretar y quédate con la más nítida.
  • Acércate tú en lugar de hacer zoom.
  • Compón la imagen antes de disparar, no esperes a recortarla en el ordenador.
  • Mejora la nitidez con algún editor. No pretendas corregir fallos así, pero sí que puedes resaltar la nitidez con “máscaras de enfoque” o algún filtro que aumente el grado de nitidez de tu imagen, en algunos editores lo encontrarás como “sharpness”.

8. Practicar

En el papel (o la pantalla) todo parece muy fácil, pero cuando pruebes, puede que no logres los resultados esperados. No desesperes, necesitas practicar, sólo la práctica te ayudará a mejorar y a conseguir excelentes resultados. Y cuando lo logres, la satisfacción será taaaan grande que descubrirás que todo esfuerzo ha merecido la pena.

Ya sólo te falta encontrar un modelo que se preste, lo más fácil de todo ? Mientras te piensas quién será el incauto o la incauta que se pondrá delante de tu cámara, te voy a pedir un favor: si te ha parecido interesante el artículo, compártelo y/o dale un “Me gusta”. Esta es la mejor forma que tenemos de saber si los contenidos te gustan y animarnos a seguir escribiéndolos para ti. ¡Gracias y hasta la próxima!

  • Share

One Response

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *